X

Los 10 puentes más bonitos del mundo

De madera, de hierro o de piedra, el mundo está lleno de puentes increíbles.

1. Puente del ferrocarril sobre el río Forth, Edimburgo,Escocia

El puente de hierro de color rojo que cruza el estuario del río Forth a las afueras de Edimburgo es un icono desde el día de su inauguración el 4 de marzo de 1890. Hoy, más de 1 siglo más tarde sus 2 kilómetros y medio de longitud sigue impresionando y a propios y extraños… ¡y lo cruzan a diario casi 200 trenes! Si quieres verlo bien, acercarte a las poblaciones de South Queensferry o North Queensferry.

 

 

2. Puente Kintai, Iwakuni, Japón

Hay puentes monos y luego está el puente de Kintai en Iwakuni. Este lugar de postal fue construido en 1673 a los pies del monte Yokoyama con un sistema compuesto por cinco arcos de madera soportados por pilares de piedra. Cuando el río está en calma, el puente se refleja en el agua creando un efecto casi hipnótico en el que lo contempla. Muy cerca está el castillo de Iwakuni. Quizás la mejor época del año para visitarlo es en primavera, durante la floración de los cerezos.

 

 

3. Puente Nuevo, Ronda, España

Ronda es una ciudad marcada por un tajo… y unida por el Puente Nuevo que, junto a su plaza de toros, es uno de los emblemas locales. Fue construido entre 1759 y 1793 y une el casco histórico con la ciudad moderna a la vez que salva una garganta de más de 100 metros de profundidad excavada por el río Guadalevín. Todo en piedra, en sus dependencias superiores se ubicó una cárcel que hoy se puede visitar. Así que, además de admirar la panorámica, podrás adentrarte en sus entrañas y descubrir su historia.

 

 

4. Puente de Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos

Seguro que lo has visto en miles de fotografías, películas y series. Seguro que su silueta te resulta familiar e incluso has soñado con cruzarlo a pie para llegar hasta Brooklyn y comerte un helado en el puesto de Brooklyn Ice Creams. Cuando se inauguró en 1883 fue el puente de suspensión más largo del mundo y aunque ya no lo es, sigue siendo majestuoso como pocos. Aprovecha un día de sol para atravesarlo y disfrutar de las vistas del _skyline _de Manhattan.

 

 

5. Puente de la Torre de Londres, Reino Unido

Pese a que su aspecto medieval te podría engañar, créenos cuando afirmamos que el famoso Puente de la Torre es de mediados del siglo XIX. Debido al incremento del comercio era necesario crear un nuevo paso sobre el río, pero uno que no le cortara el paso a los mástiles de los barcos de la época. De ahí que, cuando es necesario, el puente se abra. Hasta 1977 estaba pintado de un color verdoso, pero se cambió por el rojo, blanco y azul para celebrar los 25 años de reinado de la Reina Isabel II.

 

 

6. Puente de Langkawi, Malasia

¿Quieres adentrarte en la jungla de Malasia sin tener que luchar contra la vegetación? Pues el puente colgante de Langkawi te lo pone facilísimo. Esta estructura exclusiva para peatones te permitirá ascender hasta la cima del segundo pico más alto del lugar, serpentear junto a las copas de los árboles de la selva tropical y disfrutar de unas vistas sin igual. Lleva en obras desde julio de 2012 pero está abierto al público.

 

 

7. Pont du Gard, Francia

El Pont du Gard es un superviviente nato. Concebido en el año 50 antes de Cristo por los romanos como un acueducto para abastecer de agua potable a la población de la antigua Nimes, hoy sigue en pie como si el paso del tiempo no fuera con él. Sus arcos salvan la distancia entre las dos orillas del río Gard y es un lugar ideal para hacer algo de kayak o canoa. ¡Imagínate poder sentir tanta historia en persona!

 

 

8. Puente U Bein, Myanmar

El singular puente U Bein de Amarapura es el puente de teca más largo del mundo, 1’2 kilómetros de longitud sobre un lago que se vuelve mágico en cuanto las luces del atardecer asoman en el horizonte. Los lugareños lo siguen usando para ir de un lado a otro, creando siluetas y reflejos que harán las delicias de cualquier aficionado a la fotografía. Se construyó en 1850 y ahí sigue, inmune a los estragos del tiempo.

 

 

9. Puente de Rialto, Venecia, Italia

Una ciudad llena de canales, obviamente, también es una ciudad de puentes. Los venecianos son conscientes de los inconvenientes que tiene vivir rodeados de agua y quizás por eso sus maneras de acortar distancias son, además de prácticas, terriblemente hermosas. Si no nos crees, échale un buen vistazo al famoso Puente de Rialto y dinos si no te parece una preciosidad. Esta obra de ingeniería es el más antiguo de los puentes que atraviesan el Gran Canal. Fue construido en 1591 y todavía arranca más de un suspiro.

 

 

10. Puente de Chengyang, China

Construido en 1916, este puente cubierto para peatones que permite cruzar el río Sanjiang tiene tres pisos y una serie de terrazas, pabellones y decoraciones que parecen de cuento. Esta estructura conecta dos pueblos y a diario lo cruzan muchísimas personas que, así, se ahorran dar un rodeo o tener que remar un poco. Con sus casi 65 metros de largo es una experiencia que deberías vivir.