X

Nuevas Reglas del Sexo Oral

Apréndete estas 8 reglas de etiqueta oral para hacerlo tan divertido para ella como lo es para ti.

Un blowjob no debe ser trabajo para ella.

Moushumi Ghose, terapeuta sexual y del matrimonio, indica que “mientras más cómodo y placentero lo hagas para ella, más entusiasmo le dará hacerlo más seguido”.

Habiendo dicho esto, a algunas mujeres simplemente no les gusta.

Si ese es el caso, averigua por qué y si hay algo que puedas hacer para hacerla cambiar de opinión.

De lo contrario, considera estas reglas de etiqueta oral.

 

NO LO HAGAS…

 

PRESIONARLA

El chantaje emocional solo logrará que te guarde resentimiento. En vez de eso, aprovecha toda oportunidad que tengas para decirle lo mucho que te gustan losblowjobs que te hace y déjala decidir si quiere seguir viajando al sur, comenta Ghose.

 

MALTRATAR SU CABEZA

Apretar su cabeza contra ti mientras te hace un blow puede lastimarle el cuello y hacerle difícil el respirar.

“Deja que ella controle la profundidad y el ritmo”, comenta la doctora Jill McDevitt, sexóloga que da clases de felación a domicilio. Usa esto a tu favor: a algunas mujeres las excita hacer blowjobs porque las pone al mando.

 

 

 

LADRAR ÓRDENES

 

Instrucciones como “más profundo” o “más despacio” pueden sonar a crítica. Y ciertamente nunca, nunca, debes criticar a una mujer que te está haciendo un blowjob.

Sin embargo, guiarla puede ser algo bueno, si le comentas tus necesidades de manera positiva, indica Ghose. Por ejemplo: “Es riquísimo cuando usas tu lengua, bebé”.

 

DEJARLA COLGADA

Luego de tu orgasmo, seguro estás satisfecho, pero ella probablemente no. Así que no te subas el cierre y te vayas. Hazle saber que es su turno, aunque no sea de inmediato.

Dile: “Estoy completamente relajado en este momento y realmente quiero enfocarme en ti ahora. Dame unos minutos o una hora”.

Pero hazle saber que este no es el final.

Devuélvele el favor con un orgasmo.

 

 

HAZLO…

 

ALÁBALO

 

A las mujeres les encanta saber que te están volviendo loco, así que no olvides hablar.

“Mientras más gimas y le digas “eso se siente increíble”, “te ves hermosa en este momento” o “eres buenísima en esto”, más ganas le darán de hacerlo, comenta Ghose.

Por otro lado, si te quedas tirado en silencio, puede que la hagas sentir insegura y se pregunte si lo está haciendo bien.

 

HAZ QUE SE SIENTA CÓMODA…

 

Mientras más físicamente cómoda se sienta durante el acto, más tiempo podrá pasar haciéndolo. Así que sé considerado con su postura.

“Si está de rodillas, dale una almohada para apoyarse, o muévanse a la cama”, señala Ghose. “Detén su cabello si se le está metiendo en la boca. Cambien de posición para que no le dé tortícolis en el cuello”.

 

ORDENA UN POCO ALLÁ ABAJO

 

Debes estar consciente de tu higiene personal antes de bajarte el cierre. Si fuiste al gimnasio o tuviste un día particularmente sudoroso, lo educado sería que te dieras un baño rápido.

Ghose indica que “mientras más agradable sea el aroma, mejor”.

Algo de grooming ayuda mucho. Una investigación de la Universidad de Indiana descubrió que los hombres que no tienen pelo tienen más acción ahí abajo.

No tienes que estar completamente rapado, con que recorta tu vello para que no mida más de medio centímetro, esto le dará más acceso y prevendrá que algún pelo se le enrede en los dientes.

 

 

HABLEN SOBRE EL GRAN FINAL

 

A pesar de lo que ves en el porno, muchas mujeres no disfrutan que termines en su boca o en su cara.

Para asegurarte que tu orgasmo es tan divertido para ella como para ti (o al menos que no la haga vomitar), avísale cuando estés a punto de llegar al clímax y pregúntale en dónde puedes eyacular, indica McDevitt.