X

Esa hora que le pone... Disfruta del sexo mañanero

Ya no tienes que salir corriendo ante su excitación matutina.

Nos guste o no, la mayoría de los chicos estarían practicando sexo todo el día si pudieran. Pero hay un momento en el que se mueren especialmente de ganas. Como habrás podido observar, los hombres suelen tener su pico de máxima excitación a primera hora de la mañana. Nos hemos informado de por qué los chicos están tan “animados” nada más abrir el ojo, y te sugerimos algunos trucos para un sexo 10 acompañado de los primeros rayos de luz.

 

 

Existe una razón biológica por la cual los hombres tiene más ganas de sexodespués de toda una noche de sueño. Se trata del momento del día en el queaumentan los niveles de testosterona (hormona que contribuye de forma más directa al deseo sexual en los hombres). Además de este fenómeno hormonal, la mayoría de los tíos se despiertan “con la tienda de campaña” entre las piernas como consecuencia del aumento de circulación sanguínea en el pene que tiene lugar durante toda la noche. A pesa de hablar de hechos puramente físicos, un chico, al ver lo que le ocurre ahí abajo, nunca pensará que su cuerpo simplemente está cumpliendo sus funciones fisiológicas, no, lo primero en que pensará es en intentar usarlo lo antes posible, no sea que empiece a bajar… Preparados, listos ¡ya! Entre el mal aliento y el pelo como si acabaras de bajarte de una montaña rusa, el sexo es probablemente lo último que se te pasa por la cabeza a estas horas, aunque no te vendría mal empezar a conocer las ventajas de un revolcónmañanero. Cuando un hombre tiene alto el nivel de testosterona y además está descansado, cuenta con más energía para el sexo, lo que puede ayudarle a durar más tiempo.

 

 

La clave es aprender a olvidarse de esa desgana matutina y empezar a disfrutar tú también. Un aseo rápido te hará estar más despierta y preparada para entrar en acción. Antes de que empiece el mambo dile que le das 30 segundos para que se prepare. Luego enciérrate en el baño, ponte cómoda y, si lo crees necesario, arregla ese detallito que te hace sentir menos sexy.

 

 

Posturas a.m. Que él esté como una moto y tenga una energía desbordante para el sexo no implica necesariamente que tú también estés de subidón. Así que lo mejor es que optéis por las posturas que más fáciles te resulten. La cuchara es una posición ideal para este momento del día. Muchos solemos dormir en esta posición, por lo que resultará una tarea fácil. Situado detrás de ti podrá además acariciar tus pechos y tu clítoris. Si lo prefieres, también puedes hacer lo siguiente: una vez lo tengas de lado frente a ti, pasa tus piernas por encima de sus caderas y colócate perpendicular a él. Esta postura en forma de T facilita la penetración y además suele ser perfecta si aún no has tenido tiempo de cepillarte los dientes, ya que vuestras caras no están frente a frente. Además, él se encontrará situado en el ángulo perfecto para estimular tu punto G. A esto es a lo que se le llama “empezar el día con el pie derecho”.