X

¿Dormir en habitaciones separadas mejora la relación de pareja? ¡Descubre la respuesta!

Si se trata de tener éxito en la relación de pareja, ¡quizá valga la pena probar!

Cada persona tiene un patrón de sueño diferente, además de distintas preferencias y necesidades. Es decir, hay quienes gustan de dormir totalmente a oscuras, se levantan varias veces en la noche, sufren del síndrome de piernas inquietas o roncan, entre otras cosas. Pero alguna o ninguna de esas costumbres es del agrado de su pareja, entonces ¿se debe aguantar por el solo hecho de compartir la misma cama?

Los beneficios de dormir en camas separadas

 

 

Un 24% de las parejas duerme en camas separadas, según un estudio de la Fundación Nacional del Sueño. Pero estas parejas no lo comentan a sus amistades o familiares por temor a ser juzgadas, o a que otros crean que no tienen una buena relación de pareja.

Una tercera parte dice tener problemas en su relación debido a que no pueden dormir juntos y en paz porque lo que le ocurre a uno durante el sueño, afecta la calidad del sueño del otro.

Sin embargo, las personas que duermen en camas separadas han visto reforzada su relación de pareja. Además, creen que tienen ventajas añadidas como por ejemplo, la posibilidad de tener mayor privacidad a nivel individual bajo el mismo techo, dormir sin interrupciones no deseadas, mayor independencia. ¿Cuántas veces tu pareja quiere leer y deja la luz encendida, mientras tú preferirías que apagara todo para dormir?

 

No todos opinan igual

 

 

Otros expertos en relaciones dicen que, cuando las parejas no son capaces de negociar “en el terreno de compartir cama” es porque algo falla. Quizá pueda ser miedo al compromiso e incluso podría interpretarse como un síntoma de distancia emocional, según el Dr. Willard Harley, autor del célebre libro His needs, Her needs. Además dice que en estos casos, habría que preguntarse qué es lo que realmente les molesta del hecho de estar juntos.

 

 

Lo ideal es que cada pareja valore lo que es bueno para ellos. Hay quienes aseguran que dormir separados ha renovado su relación, ya que de alguna forma les obliga a buscar otro tiempo y nuevos espacios para estar juntos, e incluso les ha servido para conseguir un mayor acercamiento entre ambas partes, añadiendo una chispa de romance. También, dicen que se sienten más descansados y de mejor ánimo durante del día, y que por otra parte, el no compartir cama evita que las peleas se terminen o inicien en el dormitorio.

Y tú, ¿qué piensas respecto a dormir en camas separadas? ¿Crees que puede ser positivo para la relación?