X

Conoce el anillo vaginal que previene la transmisión del VIH

Se trata de un anillo de silicón, similar al que se utiliza con fines anticonceptivos, el cual se coloca en la vagina y debe ser cambiado cada cuatro semanas, tiempo durante el cual libera gradualmente un fármaco antirretroviral, que es el encargado de prevenir el contagio.

La lucha contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) continúa alrededor del mundo, y en un nuevo intento para ganar la batalla, la Asociación Internacional para los Microbicidas (IPM, por sus siglas en inglés), presentó un anillo vaginal que previene la transmisión de esta enfermedad.

El anuncio se realizó en el marco de la conferencia internacional Women Deliver, que se realiza del 16 al 19 de mayo, en Dinamarca, en la cual participan organizaciones internacionales para tratar asuntos relacionados con la saludo, los derechos y el bienestar de las mujeres en todo el mundo.

 

 

Se trata de un anillo de silicón, similar al que se utiliza con fines anticonceptivos, el cual se coloca en la vagina y debe ser cambiado cada cuatro semanas, tiempo durante el cual libera gradualmente un fármaco antirretroviral, que es el encargado de prevenir el contagio.

Durante la presentación, Zeda Rosenberg, directora ejecutiva de IPM, explicó que el uso del anillo tiene el objetivo de reducir el número de contagios de Sida entre las mujeres, especialmente aquellas que se encuentran en regiones en vías de desarrollo, como la zona de África Subsahariana, donde seis de cada diez afectados son mujeres.

Así, al usar el anillo vaginal, ellas tienen la libertad de tomar el control sobre su salud sin necesidad de negociar con su pareja, puesto que pueden usarlo sin necesidad del consentimiento del hombre; e incluso ayuda a evitar el contagio en caso de sufrir una violación.

Desde 2012 se han realizado varias pruebas para demostrar su efectividad, en las cuales han participado más de 2 mil 600 mujeres de entre 18 y 45 años, todas ellas con alto riesgo de contagio, en Sudáfrica, Uganda, Zimbabue y Malaui. El resultado fue que los contagios se redujeron hasta un 56% en mujeres mayores de 21 años.

Actualmente se lleva a cabo un nuevo estudio, cuyos resultados estarán listos en julio. Al término del mismo, el anillo vaginal podría obtener la aprobación regulatoria que permita su salida al mercado, lo cual se espera suceda en 2018, cuando se empezaría a comercializar con un precio que, se estima, será inferior a los cinco dólares por unidad (alrededor de 92 pesos).

 

 

Por otro lado, una vez que el anillo esté disponible, el reto para sus creadores será el de lograr que las comunidades de los países en vías de desarrollo, especialmente los que se encuentran en el continente africano, lo acepten y estén dispuestas a utilizarlo.

Para ello, planean realizar campañas de difusión en las que se explicarán las ventajas del fármaco que contiene y se presentará al anillo vaginal como una opción más para protegerse contra el VIH, de modo que lo consideren no como un sustituto, sino un refuerzo para otros métodos como los preservativos.