X

TIPS PARA TUS PRIMEROS DÍAS EN EL GYM

Te damos las claves para no sentirte perdido, desde la equipación que necesitas al tipo de ejercicio recomendado para los primeros días.

Las primeras semanas se enfatizará sobre un trabajo esencialmente aeróbico (estimulación del sistema cardiovascular), acompañado de tonificación muscular global y ejercicios de estiramientos. Todo este proceso se hará de forma gradual y supervisada. Es importante que al principio todos los gestos técnicos sean corregidos a fin de no crear vicios posturales.

 

 

Pasadas estas primeras semanas de  puesta a punto, los entrenos deberán ser lo más analíticos posibles, adecuándose a los objetivos y metas de cada persona.

 

 

Es indispensable el uso de ropa deportiva. En este aspecto, la comodidad precede a la moda, aunque actualmente los creadores de prendas deportivas aúnan diseño y confort en una misma prenda. Busca prendas que transpiren bien y que te permitan libertad de movimientos.

 

 

 El calzado debe incorporar un sistema de amortiguación óptimo, máxime si se pretende correr en la cinta, hacer aeróbic, step, cardiobox, o cualquier otra actividad de impacto para el tren inferior.

 

 

Un complemento obligatorio es la toalla, ya no sólo para enjugar el sudor propio, sino para protegerse del extraño cuando se hace uso de máquinas y bancos, convirtiéndose así en un artículo de higiene indispensable a la hora de entrenar.

 

 

Siempre que se haga uso de máquinas o mancuernas, es conveniente utilizar guantes especialmente diseñados para ello. Estos guantes cumplen una doble función, por un lado la de ofrecer una superficie acolchada en el punto de agarre aliviando el dolor de la presión, y por otro la de evitar la aparición de callos y durezas en las manos.