X

Razones por las que debes aprender a manejar el estrés

Te damos algunas razones por las que debes de tomar en serio este tema. ¡Es momento de pensar en tu bienestar!

El agitado estilo de vida que llevamos afecta nuestra salud. Es por eso que la ciencia ha estudiado por mucho tiempo los efectos que causa el estrés pues, entre las afectaciones más importantes, sabemos que estar bajo tensión aumenta el ritmo cardíaco, la presión arterial y altera la respiración.

Los episodios cortos de estrés pueden actuar como sistemas de protección e incluso resultan benéficos: disparan nuestra respuesta a estímulos del entorno, es decir, nos mantienen alerta, e impulsa la inmunidad. Sin embargo, si son constantes y por un periodo largo de tiempo, son perjudiciales y se han asociado con el debilitamiento del sistema inmune, el aumento de la susceptibilidad a contraer infecciones, el desarrollo de problemas gastrointestinales y migraña y aunque no hay investigaciones que establezcan una relación definitiva entre el estrés y el desarrollo de cáncer, algunos estudios sugieren que acelera el avance de la enfermedad.

 

 

Diversos estudios han apoyado la creencia de que los enfermos de cáncer son más susceptibles a sufrir ansiedad, estrés, depresión y otros retos emocionales, ya que también enfrentan las preocupaciones asociadas al diagnóstico, los retos del tratamiento y el miedo a la recaída.

De acuerdo con una investigación publicada en octubre de 2014 en el Diario de Oncología Clínica (en Estados Unidos), uno de cada tres pacientes de un total de 2,100 que están en tratamiento en centros de cuidado del cáncer en Alemania experimenta trastornos emocionales, una prevalencia mayor que en la población general.

“Enfrentar el estrés, en lugar de ignorarlo, ayuda tanto a la familia como al paciente con cáncer a permanecer más sano, física y mentalmente”, asegura la Dra. Bertha Soria, Médico Cirujano por la Universidad Autónoma de Guadalajara y especialista también por el Programa de Cuidados Paliativos en la Universidad de Harvard.

 

 

Existen varios servicios integrativos de oncología que pueden ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad, abordando los problemas físicos que los provocan o a través de técnicas de relajación. Como por ejemplo, en el Cancer Treatment Centers of America (CTCA), con 28 años de experiencia en el tratamiento de este padecimiento y que actualmente atiende a más de siete mil pacientes al año en sus cinco hospitales en Estados Unidos, hay terapeutas de Medicina Cuerpo-Mente que atienden a cualquier persona sin importar en qué etapa del tratamiento se encuentren. Además, cuenta con su primer Oficina Concierge fuera de Estados Unidos, ubicada en la ciudad de México donde una red de reconocidos oncólogos mexicanos trabajan de la mano con sus colegas del vecino país del norte.