X

Polémica sobre la anorexia

La joven cuenta a la revista que decidió posar "para que la gente sepa y vea lo que realmente es la anorexia"

El problema de la anorexia y la bulimia sigue dando que hablar. Ésta vez el tema llega de la mano del fotógrafo italiano Oliviero Toscani, quien se animó a realizar una campaña polémicacontra estos dos problemas tan recurrentes en las jóvenes de hoy.

 

 

El conocido fotógrafo, célebre por sus campañas chocantes para la firma Benetton, lanzó este lunes una impresionante denuncia de la anorexia con la publicación de una foto gigante de dos páginas de una chica desnuda extremadamente delgada.

Las fotografías, que han aparecido en gigantescos carteles publicitarios en las calles de las principales ciudades italianas y en una doble página del diario La Repubblica, muestran a la joven completamente desnuda, de espaldas o de frente, y con las palabras "No-Anorexia".

"Desde hace años me ocupo del problema de la anorexia. ¿Quienes son los responsables? En general los medios de comunicación, la televisión, la moda. Me parece muy interesante que una marca de ropa comprenda el fenómeno, tome conciencia de su papel y patrocine la campaña", declaró el fotógrafo a los medios de prensa italianos.

A finales del 2006, el gobierno italiano, la Federación de la Moda italiana y la asociación Alta Moda -que agrupa a los modistos italianos que presentan sus colecciones en Roma y Milán- adoptaron el llamado "Manifesto anti-anorexia" con el fin de imponer un modelo de belleza sano, solar, generoso y mediterráneo".

 

 

La edición italiana de la revista Vanity Fair, en su próximo número, entrevista a la joven de la fotografía, que es francesa y se llama Isabelle Caro.

La joven cuenta a la revista que decidió posar "para que la gente sepa y vea lo que realmente es la anorexia" y explica que los problemas familiares le empujaron a dejar de comer y a quedarse en 31 kilos, con consecuencias físicas como la psoriasis y la hipertricosis lanuginosa (manchas negras en la piel).

"Me he escondido durante mucho tiempo. Ahora me quiero mostrar sin miedo, aunque sé que mi cuerpo causa repugnancia. Los sufrimientos físicos y psicológicos que he sufrido sólo pueden ser de ayuda a quien también ha caído en la trampa de la que yo estoy intentando salir", afirma Caro.

 

 

Sin duda la campaña llamó la atención para bien y para mal. Mientras para algunos, como el diseñador Giorgi Armani, piensa que estas campañas con imágenes tan duras y de tanta crudeza son justas y oportunas; otros creen que pueden haber chicas que quieran imitar tal delgadez.

En mi opinión la imagen habla por si sola, y creo que la persona que pueda llegar a envidiar la figura de la chica en cuestión, está realmente enferma.