X

La razón científica por la que todo te duele en la mañana

Tu viejísimo colchón no es lo único que debes culpar de tus dolores.

Te quedas dormido sintiéndote bien –sintiéndote muy bien, incluso- y te despiertas con la sensación de que necesitarás una grúa para pararte de la cama.

Todo te duele en la mañana, y no es porque duermes en una mala posición o con una pésima almohada.

Resulta que, al parecer, nuestros cuerpos contienen la inflamación cuando dormimos, lo que provoca que los dolores sean peores cuando despertamos y la inflamación, por así decirlo, se vuelve a encender, según un nuevo estudio de la Universidad de Manchester, en el Reino Unido, publicado en la revista de la Federación de Sociedades Americanas para la Biología Experimental.

Los investigadores examinaron células de humanos y de ratones con la enfermedad inflamatoria artritis reumatoide.

 

 

Es bien sabido que los síntomas de los pacientes con artritis reumatoide pueden variar durante el día, muchos de ellos padeciendo de mayor rigidez en las articulaciones al despertar.

Pero poco se sabe sobre cómo el ritmo circadiano –el reloj interno que nos indica cuándo irnos a dormir y cuándo despertar- controla este péndulo del dolor. Los investigadores del Reino Unido descubrirlo.

Lo que encontraron es que cuando los ratones estuvieron expuestos a la luz constante, sus patas estuvieron más hinchadas y había niveles más altos de algunos agentes inflamatorios en su sangre. En la oscuridad, estos agentes disminuían.

“Durante la noche estos agentes descienden pero gradualmente se incrementan en la mañana”, indica la doctora Julie Gibbs, investigadora de la Universidad de Manchester y autora del estudio.

Ella advierte que este estudio en particular no examinó el dolor, pero, asumiendo que a mayor inflamación se siente más dolor, “esperarías más inflamación en las articulaciones y un incremento en los niveles del dolor por la mañana”, asegura.

Proteínas muy específicas en nuestras células, rigen el tic-tac de nuestro reloj circadiano, explica Gibbs, y al parecer una de las proteínas involucradas en nuestro reloj biológico, llamada criptocromo, también influye en la inflamación.

Ella cree que mediante más investigación, será posible predecir a qué hora del día serán más efectivos los medicamentos antiinflamatorios o incluso desarrollar tratamientos que influyan en estas proteínas para reducir la inflamación aunque aún falta mucho, asegura.

 

 

Mientras tanto, sabiendo que tu ritmo circadiano influye en el dolor, lo mejor que puedes hacer es trabajar con el tuyo en vez de en contra, especialmente si ya estás lidiando con dolores en las articulaciones.

“En general sabemos que tener un ritmo circadiano saludable es benéfico para la salud”, explica Gibbs.

¿Qué significa esto? Adopta un horario de sueño regular y mantenlo.

Mantén tu hora de dormir y de despertar tan consistentes como puedas, incluso en los fines de semana.