X

Conoce qué debe llevar una dieta para embarazadas

Conoce los nutrientes que debes consumir durante la gestación: dónde los encuentras, sus beneficios y las porciones suferidas.

Si tener una dieta balanceada es importante para gozar de una buena salud a lo largo de la vida, cuando estás embarazada es una pieza fundamental, pues en tu vientre está creciendo una vida a la que debes proporcionar todos los nutrientes necesarios para que crezca de manera adecuada.

 

 

Esta es una lista del grupo de alimentos que debes incluir en tu dieta diaria durante el embarazo:

Frutas y verduras. Por lo menos debes consumir 5 porciones al día, éstas le estarán aportando a tu bebé: betacarotenos, encargados del desarrollo celular y tejidos, así como de la visión y sistema inmunológico; vitamina C, esencial para los huesos y dientes; potasio, auxiliar en el control de la presión sanguínea; y ácido fólico, para la prevención de defectos en el tubo neural y para que al nacer tenga un peso saludable. A ti como mamá, te ayudarán al buen funcionamiento de los intestinos y prevención del estreñimiento y hemorroides, gracias al alto contenido de fibra.

 

 

Carbohidratos. Presentes en pan, pastas, cereales y arroz. La porción recomendable es de una pieza cada comida, opta por lo integral que te aportará más fibra. Es bueno no excederse pues los sobrantes se transforman en grasas que se depositan principalmente en las caderas y los brazos. Toma en cuenta que no sería provechoso eliminar su consumo pues tu cuerpo los obtendrá de las proteínas, y a la larga lo resentirán tus músculos.

Proteínas. Come de dos a tres porciones por día, los alimentos que las contienen son: carne magra, aves de corral, pescado, huevos y legumbres. No te excedas, las sobrantes se transforman en amoníaco y éste a la vez en urea que puede afectar al riñón, asimismo si tu cuerpo tiene pocas proteínas, no tendrá repuestos para el desgaste y te podrás sentir más cansada.

 

 

Lácteos. La porción recomendada para este grupo es de hasta tres veces al día, prefiere los bajos en grasa, pero que te aporten el calcio necesario para que tus huesos estén fuertes y los de tu bebé se formen sin complicaciones. Puede ser yogurt o leche semidescremada.

Hierro. Éste lo podrás encontrar en carnes rojas, legumbres, frutos secos, espinacas, berros y en la mayoría de verduras verde oscuro, así como en cereales fortificados. Tu cuerpo necesita más hierro durante el embarazo, pues en esta etapa aumenta la circulación de sangre, puede llegar hasta un 50% más, por lo que necesitas más hierro para fabricar más hemoglobina, proteína de los glóbulos rojos que distribuye el oxígeno a las células, y así prevenir la anemia en la madre y el bajo peso del bebé al nacer.

 


 

Omega 3. Consume pescado dos veces a la semana, por lo menos uno de ellos debe ser oscuro y rico en aceites. Estos ácidos grasos polisaturados ayudan a reducir las posibilidades de desarrollar preclamsia, sufrir depresión postparto y riesgo de parto prematuro. Al bebé le beneficia para el buen desarrollo de su cerebro, del sistema nervioso central y la correcta formación de retinas.