X

Casi 30 millones de personas en el mundo desconocen que padecen Alzheimer

El iceberg de la demencia? calcula que en España cerca de 10.000 personas sufren esta patología sin haber sido diagnosticada, los afectados suelen recibir un diagnóstico en etapas tardías

El Alzheimer y el resto de demencias constituyen uno de los mayores problemas de salud pública a los que se enfrenta la sociedad?, afirma Iñaki Ereño consejero delegado de Sanitas. Esta patología actualmente afecta a más de 35 millones de personas en todo el mundo, una cifra que se triplicará para el 2050, fecha en la que se prevé que habrá 115 millones de personas afectadas directamente.

 



En España la incidencia de la enfermedad ya supera los 800.000 casos. Las personas que son diagnosticadas en la actualidad, por lo general, reciben un diagnóstico en una etapa relativamente tardía en el curso de la enfermedad, cuando los medicamentos contra la demencia ya no funcionan, advierte Pedro Cano, responsable del Programa de Atención a Personas con Demencia de Sanitas. Según el informe El iceberg de la demencia del London School Of Economics and Political Science de Reino Unido, se calcula que en España cerca de 10.000 personas sufren esta patología sin haber sido diagnosticada.

Creemos que el acceso a un diagnóstico precoz es fundamental, ya que de este modo, con la participación y ayuda de familiares y amigos, las personas afectadas podrán planificar adecuadamente su futuro y tomar decisiones para cuando su vida cambie de manera sustancial, explica Pedro Cano.

 


A escala mundial, la demencia es una enfermedad que está infradiagnosticada porque la mayoría de las personas que la sufren nunca van a obtener un diagnóstico formal, denuncia este especialista. En los países de altos ingresos, sólo se reconocen y documentan entre el 20% y el 50% de los casos de demencia en la atención primaria y casi 30 millones de personas en todo el mundo desconocen que padecen esta patología. Esto les impide tener la oportunidad de planificar su futuro y acceder a una mejor asistencia y apoyo, apunta Cano. Estos datos se recrudecen si se observa a los países en vías de desarrollo. Un estudio realizado en India muestra que el 90% de los casos permanece sin identificar. Si estos datos se extrapolan a otros países en todo el mundo, la Asociación Internacional de Alzheimer (ADI) estima que unos 28 millones de personas con demencia no han recibido un diagnóstico, por lo que no tienen acceso ni al tratamiento ni a la asistencia.

El iceberg de la demencia es el primer estudio de este tipo que se realiza en todo el mundo. Se trata de un análisis de la situación de esta enfermedad en los cuatro países donde la compañía Bupa presta sus servicios: Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y España. En él se constata que, con la implementación de unas pruebas de detección a los 75 años, casi 9.000 personas podrían ser diagnosticadas en estos cuatro países. De todas ellas, se calcula que mientras unas 4.000 serían diagnosticadas con mayor rapidez, las otras 5.000 personas restantes, sino fuera por esta prueba, no hubieran sabido que la padecen.

 


Otra de las conclusiones que pone de manifiesto este estudio es la necesidad de implementar un Plan Nacional de Demencia que anivele la prioridad de esta patología a otras afecciones como el cáncer o la diabetes. Necesitamos tener una visión más integral de lo que estas personas nece sitan para dar soluciones de una manera más completa desde la sanidad, los servicios sociales y la atención a la dependencia, explica Pedro Cano.-