X

La manera correcta de correr en la caminadora

Las zancadas cortas y ligeras pueden ser la clave para que corras durante más tiempo y más rápido.

La próxima vez que corras en la caminadora, escucha tus pasos. ¿Puedes escucharlos cuando aterrizan?

 

 

Es posible que tus zancadas sean muy largas y muy pocas, comenta el fisiólogo del ejercicio, Adam St. Pierre. Esto puede ocasionar un golpe en el talón que te pone en riesgo de sufrir una fractura por estrés, dolor en la rodilla y dolor en las espinillas.

De hecho, los corredores que acortaron su zanca entre 5 y 10 por ciento, tensionaron menos áreas propensas a lesiones, como las cintas iliotibiales y rodillas, según científicos de la Universidad Estatal de Iowa. Zancadas más cortas y rápidas reducen el impacto en esas áreas vulnerables.

OTRA VENTAJA: los pasos más cortos son más eficientes, así que puedes ir más lejos (independientemente de que estés en la caminadora, en la calle o en el campo.