X

El MEJOR consejo para perder peso

Aguanta: una nueva investigación sugiere que el sufrimiento por los antojos desaparecerá.

El hambre es una de las partes más difíciles de perder peso. Sin embargo, una investigación danesa sugiere que si logras mantener a raya el peso durante un año, ese sentimiento desaparecerá. 

Los investigadores monitorearon los niveles hormonales de 20 personas obesas que llevaron una dieta ultra baja en calorías durante dos meses, perdiendo en promedio 13% de su peso corporal. Después los sujetos entraron en un plan menos estricto de mantenimiento durante un año y su peso se mantuvo estable. 

 

 

Los investigadores encontraron que la hormona ghrelina, la que te hace sentir hambriento, se incrementó en un 23% luego de la pérdida de peso inicial de los sujetos. 

Así es, como si perder peso no fuera suficientemente difícil, tu cuerpo lucha contra tus esfuerzos con una sensación de apetito sobrecargado. Los investigadores indican que esto puede ser el instinto de supervivencia de tu cuerpo. 

Sin embargo, durante el año siguiente, los niveles de ghrelina de los sujetos bajó en un 7%. 

Al parecer tu cuerpo se adapta lentamente a su nuevo peso durante un año, señala la doctora Signe Sorensen Torekov, coautora del estudio. Mientras tu cuerpo se adapta a su nuevo peso, disminuye la producción de tu hormona del apetito. 

Los investigadores también encontraron que existen dos hormonas que te ayudan a sentirte lleno -GLP-1 y PYY3-36- las cuales se incrementaron gradualmente durante el año de pérdida de peso de los sujetos. 

 

 

Los investigadores piensan que la grasa corporal extra puede inhibir la habilidad de tus células de producir esas hormonas de saciedad, así que eliminarla y mantenerla controlada puede provocar que esta producción hormonal regrese a la normalidad. 

Los resultados sugieren que si puedes mantener tu pérdida de peso durante un año, comenzarás a sentirte menos hambriento cada día, así que mantenerte en forma te resultará más sencillo, comenta Torekov. 

Aunque el estudio fue bastante pequeño, Torekov piensa que los resultados podrían aplicarse a la mayoría de la gente con la misma cantidad de sobrepeso.