X

¿Cuál es la forma ideal para hidratarte antes, durante y después del ejercicio?

La pérdida y recuperación de líquido es de suma importancia al momento de ejercitarnos. ¡Toma nota!

Es bien sabido por atletas de alto rendimiento y todos aquellos que practican algún deporte con regularidad que la correcta hidratación tiene un impacto positivo en el rendimiento físico, y aunque los beneficios son más notorios en deportistas, en el fondo es una cuestión de salud y uno de los pilares de nuestra nutrición.

Para hablar de hidratación es importante aclarar el tema de la sudoración, un mecanismo que utiliza nuestro organismo para expulsar líquido con la intención de regular la temperatura corporal. No obstante, de acuerdo a la investigación hecha por Med Sci Sports Exercise, si esta pérdida de líquido no es repuesta puede provocar deshidratación, misma que empieza a afectar el rendimiento físico a partir del momento en que perdemos el equivalente al 2% de nuestro peso corporal.

 

 

Tomando en cuenta lo anterior, te damos los principios básicos de la hidratación para antes, durante y después de hacer ejercicio.

 

Antes

De acuerdo al Congreso de Aspetar, Doha, Qatar, 2015, si se trata de alguna disciplina donde la pérdida de líquidos es muy elevada y en un ambiente caluroso, lo más recomendable es que los días previos nos mantengamos constantemente hidratados para llegar al día de la actividad física en perfectas condiciones. Para ser más específicos, se recomienda una ingesta de 6ml de agua por kg de peso corporal cada 2 o 3 horas.

 

 

Durante

Aún cuando la disciplina deportiva sea la misma, la pérdida de líquido y electrolitos varía mucho entre una persona y otra, eso sin considerar factores climatológicos. Sin embargo, el Dr. Rhett Bergeron, director en Real Health Medical, realizó un estudio en 2008 donde sugiere tomar entre 200 y 250 ml de agua o bebida hidratante cada 20 o 25 minutos de ejercicio físico, lo que equivale a dos o tres sorbos. Un descenso por encima del 20% en los niveles de sodio provocado por una deficiente o nula reposición, puede ocasionar calambres musculares.

 

Después

Por último, el Dr. Sebastien Racianis, reconocido científico, sostiene que es importante pesarse antes y después del ejercicio para calcular la pérdida de líquido mediante el sudor. Tras finalizar el entrenamiento el cuerpo sigue sudando, por lo que se recomienda reponer mediante agua o bebida hidratante el 15% del peso perdido durante la hora siguiente después de haber finalizado la actividad física.