X

Cómo entrenar más eficientemente

No te imaginas cuánto tiempo estás perdiendo en el gimnasio.

Lograr un buen entrenamiento puede ser difícil, sobre todo por todo lo demás que haces cuando estás en el gimnasio: revisar correos, acosar las clases de yoga, tomar descansos para beber agua. Sin tomar en cuenta el tiempo que pierdes esperando algún aparato o limpiando el sudor de él.

 

Según nuestra encuesta (de más de 500 hombres), el hombre promedio pierde casi la mitad del tiempo, de una rutina de una hora, en al menos 13 diferentes formas.

 

Ese tiempo perdido puede ser la diferencia entre el cuerpo que tienes y el que quieres.

 

DISTRACCIONES TECNOLÓGICAS

 

Dale descanso a tus dedos.

 

Si tu rutina de entrenamiento incluye series y repeticiones de escribir en el celular, pregúntate lo siguiente ¿Qué diablos hago aquí? Estás perdiendo valioso tiempo deejercicio y dinero de tu membresía en cada mensaje.

 

Al menos, espera hasta que sea la hora de enfriar para comenzar a textear. ¿No puedes quitarle las manos de encima? Ponlo en modo avión en cuanto llegues al estacionamiento. En el gimnasio, el entrenamiento va primero, no el celular.

 

ESPERAR

 

Recluta a un compañero de gimnasio

 

Los hombres en nuestra encuesta, perdieron casi el 10% del tiempo esperando, buscando o quitándole peso al equipo. Nick Clayton de la Asociación Nacional de Fortalecimiento y Acondicionamiento de Estados Unidos, sugiere conseguir un compañero. Así, mientras tú terminas tu serie, ella o él puede regresar el equipo sobrante a su lugar o buscar aparatos que estén por desocuparse y luego se alternan.

 

Lleva una toalla extra contigo: una es para limpiar tu sudor, la otra para limpiar el sudor ajeno.

 

ANDAR DE MIRÓN O PLATICADOR

Echarle un ojo a las compañeras del gimnasio entre series está bien, pero sé un caballero. Nunca pases más de un segundo viéndolas, no conseguirás nada, pero al menos no te verás tan enfermo.

 

¿Alguien quiere platicar contigo? Utiliza audífonos, aunque no estés escuchando música. Esto es una clara señal de que no quieres hablar con nadie, comenta Clayton. Si algún fortachón no está captando el mensaje, finge que estás usando un manos libres y dile: “Lo siento amigo, debo poner atención a esta llamada”.

 

SER FLOJO

 

No seas holgazán

 

Concéntrate en tu ejercicio.

El descanso entre series, no quiere decir que te pongas a descansar. Suena raro, lo sabemos, nos referimos a esto: un circuito promedio, digamos tres series de 8 a 12 repeticiones, debe contemplar descanso de entre 60 y 90 segundos entre serie, comenta Clayton.