X

¿No debemos abrazar a nuestras mascotas? ¡Mira lo que dice la ciencia!

Probablemente la mayoría de nosotras continúe abrazando a nuestros perros, pero es importante tener en cuenta estos datos, ya que si abusamos podemos afectar negativamente a nuestros "hijos".

A veces creemos que algo les gusta cuando en realidad no es así...

¿Cuántas veces has llegado a casa luego de un largo día afuera y mueres de ganas de abrazar a tu perro para demostrarle cuánto lo extrañaste?

Parece que la ciencia ha detectado que en realidad las mascotas no son como los niños que necesitan de ese tipo de contacto físico, sino todo lo contrario.

 

 

¡Descubre qué es lo que sucede cuando abrazas a tu perro!

Los abrazos les provocan estrés

De acuerdo con un estudio publicado por Stanley Coren en Psychology Today los perros nos envían señales todo el tiempo sobre su descontento cuando los apretujamos y no estamos leyendo correctamente su mensaje.

 

 

Lo que sucede es que al darles un abrazo, ellos se sienten inmovilizados, y eso eleva sus niveles de estrés y ansiedad.

Como parte de la investigación, Coren realizó un análisis de las fotografías que las personas comparten en las redes sociales mientras abrazan a sus perros. Como resultado, obtuvo que en el 82% de las fotografías los animales demostraban claros signos de descontento con dicha demostración de afecto de sus dueños; y solo un 8% estaba conforme con el abrazo.

Es que por más que consideremos a nuestras mascotas como parte de la familia, no son seres humanos, por lo que al encontrarse en una situación que les incomoda lo primero que van a tender a hacer es huir.

 

 

¿Cuáles son las señales de estrés?

Si tu perro hace lo siguiente, te está avisando que tu conducta le provoca estrés:

Da vuelta su cabeza hacia otro lado, alejándose de lo que le incomoda
Pone los ojos en blanco
Cierra los ojos (total o parcialmente)
Baja las orejas hacia atrás