X

Detén el envejecimiento

Evita los efectos del tiempo en tu rostro. Sigue estos consejos.

“Los hombres envejecen de manera diferente a las mujeres”, asegura la dermatóloga Cynthia Mendoza, directora de Cutique The Derma Company y vocera de SkinCeuticals. “La piel masculina es más gruesa y esto provoca que envejezcan más lento. Cuenta con más elastina y colágeno, y tiene menos grasa subcutánea, lo que la hace más resistente a los factores externos”, explica. “Antes de aplicarte un producto, debes saber qué tipo de piel tienes (grasa, seca, irritable, sensible, atópica, con tendencia al acné o rosácea)”.

 

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Gerontológico de Madrid, elenvejecimiento adelgaza la capa externa de la piel y reduce el número de células que contienen pigmento (melanocitos). Por lo tanto, la piel envejecida es más delgada, pálida y translúcida. “Aunque su cutis es más resistente, los hombres no tienen la cultura de prevención del envejecimiento y, por ello, pierden la capacidad de regeneración celular, y como consecuencia la epidermis se deteriora irremediablemente”. Para mantenerla sana por más tiempo, la dermatóloga te da las siguientes recomendaciones:

 

 

LIMPIEZA

Todas las mañanas y noches debes lavar tu piel para retirar la grasa producida mientras duermes así como la suciedad del día. No limpies el rostro con cualquier producto, por el contrario, tienes que elegir un buen jabón que contenga un sebo regulador con antioxidación y que no afecte la barrera cutánea.

 

EVITA LA OXIDACIÓN

Las zonas del cuerpo descubiertas, como el rostro, están constantemente expuestas a la radiación intensa y los rayos UV del sol; por lo tanto, durante el día debes aplicar un producto que atrape los radicales libres. El producto indicado es un suero que contenga elementos como alga espirulina y acido ferúlico (el antioxidante más potente del mundo), el cual, a diferencia de las cremas, se mantiene estable en la piel durante todo el día.

 

FOTOPROTECCIÓN

Este es el escudo contra los rayos UVA y UV que dañan la epidermis y aceleran el proceso de envejecimiento. Usa un producto que no sea grasoso ni pegajoso y no te deje la sensación de traer una mascarilla. Adminístrate una pantalla solar (se aplica con una crema) una vez al día.

 

REGENERACIÓN

Ten presente que la noche es el único momento que tiene tu piel para regenerarse y tú puedes ayudarle en este proceso. Después de limpiar el rostro, tienes que hidratarlo con un producto que contenga alfahidroxiácidos, los cuales estimulan la producción de colágeno y elastina. (la especialista Mendoza recomienda uno que en su composición contenga retinoide al 1%).