X

Remedios para tu cabello seco

El cabello seco y sin vida puede convertirse en un problema para las personas que desean lucir bien. Además, uno de los resultados del cabello seco es la florcilla o puntas abiertas, una queja común entre las personas con cabello largo.

Las causas del cabello seco pueden ser hereditarias, naciste con cabello crespo el cual tiende a resecarse, o tu pelo es muy poroso. Una persona puede tener el cabello poroso de nacimiento o porque se lo ha dañado con químicos como permanentes y decolorantes.

Otra razón puede ser que estás usando champús muy fuertes que le están quitando los aceites naturales al cuero cabelludo. La recomendación general es lavarse el cabello con champú un máximo de 3 o 4 veces por semana, 2 o 3 para personas con cabello seco. Busca champús que sean suaves pero que no sean alcalinos. Por ejemplo, el champú de bebés y los champús naturales son muy suaves pero también son alcalinos y pueden dejar el cabello reseco.

Otro factor que causa que el cabello se reseque es llevar una dieta deficiente en los nutrientes que necesita el cabello: proteína, hierro, biotina, ácidos grasos omega 3 y 6, zinc, vitamina A y C. 

Soluciones caseras para cabello seco

No existe un remedio mágico para tener cabello hermoso y saludable. Se requiere de dedicación y perseverancia. Además es muy importante llevar una dieta saludable y tomar de 6 a 8 vasos de agua al día. El cabello que está muy dañado es muy difícil de reparar y la mejor solución, la mayoría de las veces, es cortarlo. A continuación dejo algunas recetas que pueden ayudarte en tu rutina de belleza para mantener tu cabello en buenas condiciones.

Aguacate para cabello reseco

El aguacate es rico en grasas que hidratan el cabello. Pela un aguacate que esté bien maduro, agrégale una cucharadita de aceite de germen de trigo y una cucharadita de aceite de jojoba. Combina todos los ingredientes.

Aplica después del champú, empezando por el cuero cabelludo y dándote masaje hasta llegar a las puntas. Ponte una gorra de plástico y déjalo actuar por 10 ó 15 minutos. Enjuaga. Repite una vez por semana.