X

Reafirma tu piel abdominal con estos tips

¿Tu piel abdominal es flácida, arrugada y caída?

¿Cómo reafirmar la piel abdominal?

DIETA: Lo primero es tener en cuenta la dieta para evitar que se acumule grasa innecesaria y que los tejidos puedan nutrirse y reafirmarse de forma natural. Para esto, debes eliminar de la dieta harinas (pan galletas y pastas refinadas) y azucares refinadas, así como grasas animales (sobre todo leche, quesos añejos y cares rojas) por un rato. Tu dieta debe basarse en vegetales crudos: la zanahoria es estupenda para regenerar la piel, así como la sábila o jugo de aloe, el nopal, brécol,apio, cebolla y ajo. Debes beber al menos dos litros de agua al día para que tu piel este bien humectada y pueda auto-repararse con más eficacia.

EJERCICIO: nada mejor para los tejidos abdominales que una ejercitación a consciencia. Para esto, realiza una rutina de abdominales , tienes que trabajar abdomen alto, medio y bajo y hacer secuencias según estés acostumbrada. Si nunca has hecho abdominales o te da flojera, empieza haciendo series de 15 abdominales trabajando cada área del abdomen. En internet ya hay páginas donde puedes ver rutinas de abdominales muy efectivas. Recuerda que el ejercicio es un punto clave para recuperar firmeza abdominal.

 

 

EXFOLIACIÓN Y ARCILLA VERDE: dos o tres veces por semana exfolia todo tu vientre con arcilla verde. Pon un poco en tu mano mientras te duches y restriega sobre la piel humedecida, dando un masaje vigoroso para que estimules a las células deterioradas a regenerarse. Pasa la arcilla por tu cintura y la parte lumbar, incluso, puedes exfoliar todo el cuerpo una vez a la semana, incluyendo tu rostro. Mientras das masaje con arcilla a tu vientre, imagina que está plano y firme, que luce como el de una modelo. Aunque no lo creas, la visualización ayuda a generar un vientre firme. Si después de exfoliar queda rojo tu abdomen, no te apures, solo aplica un poco de crema de aloe o alguna crema o tratamiento reafirmante.

 

 

Qué más hacer para reafirmar los tejidos abdominales

• Evita la mala postura y los hombros encorvados, pues esto vuelve flácido tu abdomen y provoca que se vuelvan flácidos tus músculos. Mantén tu abdomen apretado y en su lugar, incluso cuando estés sentado.

• El exceso de estrés inhibe o disminuye la función de los fibroblastos, células encargadas de producir colágeno y elastina.

• La falta de humedad va desgastando los tejidos y provocando arrugas y flacidez. Así que no se te debe olvidar beber 2 litros de agua pura al día como mínimo.

• Durante el embarazo lleva una alimentación de mucha calidad para evitar que se rompan los tejidos de tu piel. Una vez que has tenido a tu bebé, aplica cremas reafirmantes y ponte una venda en el abdomen para que le ayudes a recuperar su forma. Después de las 6 semanas de haber dado a luz, ya puedes iniciar una rutina suave de ejercicios, incluso en casos de cesárea.