X

Hidrata tus manos a diario en invierno

Sequedad, arrugas y manchas son los principales síntomas del envejecimiento de las manos. Si no quieres sufrirlos, en invierno, especialmente, tendrás que cuidarlas a diario.

Las bajas temperaturas, el viento y la nieve hacen que nuestra piel se reseque en invierno, llegando a sufrir incluso descamaciones, además de tirantez. Y además de la cara, ¿qué otra parte del cuerpo suele estar constantemente a la intemperie? Las manos. Esa zona,muchas vecesolvidada en los rituales de belleza, y que, sin embargo, envejece muy mal. Si quieres saber la edad de una persona, fíjate en las manos…

 

 

Cómo cuidar tus manos en invierno para mantenerlas jóvenes

Acostúmbrate a utilizar una crema hidratante específica para las manos (en la galería superior puedes ver una selección de tratamientos). Puedes utilizarla siempre que notes las manos resecas, después de lavártelas y sobre todo antes de irte a dormir.

  • Aproveche ese momento para darte un buen masaje, incide en las cutículas que suelen resecarse con facilidad. Estira las articulaciones, masajea la palma de la mano… convierte ese masaje en un ritual diario antes de acostarte, y tus manos te lo agradecerán.

  • Si tienes que lavar los platos o realizar otras tareas domésticas en las que tus manos van a estar en contacto con agua y productos químicos, intenta utilizar guantes. Así protegerás también tus uñas, que suelen estropearse mucho con los detergentes.

  • Para lavar tus manos utiliza jabones de pH neutro, que respeten tu piel, y evita el agua demasiado caliente, que reseca y deshidrata la piel.

 

  • En invierno, utiliza guantes para protegerlas del viento y del frío, dos factores que provocan deshidratación y tirantez, y en las pieles más sensibles, incluso eczemas e irritaciones.

  • Incluso en invierno, no olvides utilizar una crema con factor de protección solar, si vas a estar mucho tiempo en el exterior. Los rayos UVA y UVB son dañinos siempre, aunque esté nublado, y son los principales causantes del envejecimiento de la piel, y no solo del rostro, también de las manos.

  • Una vez a la semana también puedes exfoliarlas para eliminar las células muertas, y conseguir un tacto más suave.

  • A partir de ahora incluye tus manos en el ritual de belleza diario y conseguirás que estén suaves al tacto, además de mantenerlas jóvenes más tiempo, evitar que se arruguen y que se llenen de manchas.