X

¿Es la pedicuría algo peligroso? ¡Entérate aquí!

¡OMG! ¡No tenía idea de todo esto! Averigua cual es el riesgo!

Mantener los pies bellos, sobre todo en verano, es toda una ciencia. No cualquiera sabe hacerlo y mucho menos en casa. Este es el momento en el que confiamos nuestros pies apedicuras de dudosa moral e higiene. Pues, esto nos puede traer más de un problema a nuestra salud...

Seguro estás pensando que enloquecí y que no tiene nada que ver el peligro de nuestra salud con algo tan sencillo como cuidarnos los pies. Pero así es: depositar nuestros pies en manitos desconocidas sí que puede interferir en nuestro bienestar.

 

Mira...

¿Pedicura o podólogo?

Cuando hablamos de un tratamiento en el que solo se necesita hacer pequeños retoques a las uñas y cutículas, no hay problema en acudir a una pedicura. Muchas tienen unas manos de oro y dejan nuestros pies listos para fotografía de portada de revista.

Pero cuando hablamos de problemas más graves como callos, juanetes o uñas encarnadas, lo mejor es acudir a un podólogo. Ellos cuentan con los elementos necesarios para solucionar este tipo de problemas y practican su profesión en un lugar adecuado.

Eso sí, ¡mucho cuidado! Cortar las cutículas y eliminar callos puede dejar una puerta abierta a cualquier tipo de bacteria o virus y causarte severas infecciones. Esto se previene con la ayuda de un profesional en la salud de los pies.

 

¿Qué cosas debes saber antes de acudir a una pedicura o un podólogo?

Debes saber que el profesional debería preguntarte si tienes algún tipo de antecedente médico como, por ejemplo, problemas en la coagulación, infecciones previas o si estás tomando algún tipo de medicamento. Si esto no ocurre, entonces, llegó el momento de buscar otro especialista más serio.

Siempre ten en cuenta que debes buscar podólogos y pedicuras que sean limpios y que tengan todo el equipo en perfectas condiciones de higiene. De este modo, estarás velando por la belleza de tus pies y, al mismo tiempo, cuidando su salud.