X

Cuidados para cada tipo de piel

La problemática con el grooming.

Las estanterías de productos para el grooming masculinos son cada vez más variadas. Los hombres ya no deben avergonzarse por consumir este tipo de productos, ya sea para el cuidado de la piel o del cabello. Eso sí: la variedad es tan grande que a veces se hace difícil juzgar qué es necesario y qué no.

En el año 2014 L'Oréal informó un aumento del diez por ciento en sus ventas de productos para el rostro masculino. El paradigma ha cambiado. Si bien los especialistas aseguran que los hombres, a la hora de pensar en cómo verse bien, tienden a hacer más ejercicio y a cuidarse para tener una buena cabellera, los que observan la evolución del sector aseguran que quienes tienen un cutis más limpio y cuidado también se sienten más seguros.

Los hombres necesitan productos distintos que las mujeres. A primera vista el cutis de ambos presenta grandes similitudes, pero la tez masculina suele tener más poros sebáceos.

 

 

Además, puede ser hasta un 30 por ciento más espesa y suele tener un mayor contenido graso, que hace que no se reseque tan rápido. Estos factores llevan a que el cutis masculino requiera de menos cuidados y se arrugue menos.

La diferencia la pautan las hormonas: las mujeres, con la edad, pierden estrógenos y junto con ellos el espesor de la piel, que también va presentando cada vez menos elasticidad. La sequedad del cutis aumenta. Por eso la tez femenina se arruga mucho más rápido que la masculina después de la menopausia.

Los hombres, al entrar en cierta edad, se quejan menos de las arrugas, pero presentan por otro lado problemas de grasitud como si fuesen adolescentes. La testosterona, una hormona masculina, hace que las glándulas sebáceas produzcan hasta un tercio más de grasa en la piel.

Eso también hace que los hombres se vean más afectados en la adolescencia por el acné que las mujeres. Es decir: si hay algo que no deben hacer es usar la crema de su pareja, ya que pueden tapar los poros y eso generará granos.

Otro de los factores decisivos para los hombres es la afeitada. El cutis del rostro se ve muy exigido al ser afeitado todos los días y eso puede producir granitos o zonas irritadas. La tez masculina presenta además menos antioxidantes, por lo que deberían tener productos de limpieza que alivien el cutis y cremas livianas humectantes. Se recomienda un bajo contenido graso y el uso de protección solar.

También es bueno utilizar espuma o gel para cuidar la tez, y los "after-shave" siempre son buenos, ya que contienen poco alcohol y sin embargo alivian.

Los barbudos tienen en cambio el inconveniente de que el cutis se reseca, en particular si el clima es frío y seco, por eso se recomienda que utilicen en el rostro, las manos y los labios productos humectantes. 

Por ejemplo, existen cremas de protección contra el frío para aplicar en exteriores. Pero se aconseja retirar el producto una vez que uno ingresa en un ambiente cálido, porque, de lo contrario, puede acumularse mucho calor en las partes encremadas.

Además, muchas veces los hombres olvidan que deberían cuidar la piel que se encuentra debajo de la barba, ya que si no puede comenzar a picar. Para prevenir la picazón se recomienda aplicar alguna crema, gel o loción especialmente diseñados para rostros con barba. Permiten humectar el cutis subyacente y eso le genera un gran alivio a la tez.