X

Jeep Grand Cherokee 2017

Con una ganancia en cuanto a acabados y equipamiento, la todoterreno familiar da un paso adelante para este cambio de año/modelo, manteniendo las capacidades tradicionales de la firma.

No hizo falta mucho tiempo para empezar a notar las diferencias en la carrocería de la nueva Grand Cherokee tan pronto arribamos a Mexicali, donde empezaría la ruta de contacto que nos llevaría hasta la costa de Baja California.

Siendo un facelift ligero, las variaciones estéticas no son numerosas, pero si puntuales para continuar con el avance del modelo. De entre las cosas que más resaltan en el análisis visual son faros que cambian de disposición interna, parrilla que tiene nuevos acabados y rines de 20 pulgadas para todas las versiones en un acabado satinado.

 

 

la historia se mantiene con gran espacio en todas las plazas y sumando la versión Summit, que se caracteriza por tener un interior de mayor pretensión Premium. Esto se puede observar con muy buen nivel de acabados y ensamble. De entrada, los materiales mejoran con la incorporación de Piel Laguna en los asientos y puertas, además de gamuzas e inserciones de madera en el panel frontal.

El sonido corre a cargo de un sistema Harman Kardon de 825W de potencia y 19 bocinas que además tiene modo de cancelación activa de ruido externo, para mejorar la experiencia.

 

 

Encontramos una pantalla TFT de 7” que ofrece una gran cantidad de información, desde datos de consumo y rendimientos hasta la aplicación de desempeño en la versión SRT8, que permite cambiar la configuración de los modos de manejo para ajustar el grado de asistencia, la rigidez de la dirección, el mapeo del motor o los puntos de cambio de la caja. Incluso se puede configurar una alerta de punto de cambio a un rango de revoluciones elegido por el conductor.