X

Ferrari 458

Tomando como punto de partida al 458 Speciale de fábrica, el centro de estilo de Ferrari concibió esta exclusiva unidad, dotada de varios cambios estéticos, cuya función es optimizar la aerodinámica del auto.

La nueva carrocería, fabricada en aluminio, incorpora una línea del toldo más inclinada, con unos parales delanteros de color negro (a semejanza del 288 GTO), lo cual implicó modificar las ventanas y el parabrisas. Por su parte, las defensas son en fibra de carbono y todo el conjunto está pintado en color Bianco Italia, con una decoración que toma los colores de la bandera italiana.

 

 

En los costados se incorporaron nuevas tomas de aire de mayor tamaño, que emulan a las vistas en el 488 GTB y tienen la función de canalizar el aire a los radiadores, que han sido colocados en una posición más inclinada y con menor separación entre sí. El paquete lo complementan unos rines de estilo inédito, faros modificados y calaveras exclusivas.

La parte posterior también fue objeto de algunas mejoras, siendo las más notables las mencionadas calaveras y una defensa rediseñada. Debido a estas modificaciones, fue que se instalaron las cavidades de mayor tamaño en los costados, a fin de no comprometer la refrigeración del motor. Sin embargo,esto permite mejorar el balance de cargas aerodinámicas del 458 MM Speciale cuando rueda en circuito, situación donde la nueva forma del spoiler surte más efecto.

De momento no hay fotos de la cabina, pero se asegura que el interior cuenta con apliques personalizados, un sistema de sonido mejorado y vestiduras de piel Cioccolato con costuras de color blanco, así como detalles en blanco satín.

 

 

Para su propulsión, Ferrari conserva sin cambios el motor V8 atmosferico de 4.5 litros del 458 Speciale, que produce una potencia de 605 HP y un torque de 540 Nm (399 lb-pie), el cual está acoplado a una caja automática de doble embrague y siete marchas.